“Objetivo la Luna”

Este parece ser, además de un título de un cómic magnífico de Tintín, la máxima con la que la dirección de la empresa alienta a toda la plantilla cuando exige un cumplimiento de objetivos  de un 150% en algún epígrafe.

No entendemos cómo es posible tamaña desmotivación al personal  que ,dicho sea de paso, ya se está acostumbrando a que le cambien las reglas de juego una vez iniciado el partido, como sucedió a finales del pasado año que aumentaron los objetivos de la noche a la mañana  y aquí no pasó nada.

Sólo que una parte del personal cobró menos incentivos, otra directamente no los cobró y el mundo sigue girando. No pasa nada, mientras se hacen horas extras, se estudia todo y más para obtener las certificaciones del MIFID y de paso procuran llegar al 150% de cumplimiento, no vaya ser que les pongan en seguimiento y les amenacen veladamente con irse a la cola del INEM.

Todo esto presentando la empresa unos números envidiables, repartiendo dividendos entre los accionistas y leña entre los empleados.

Pues nada el siguiente objetivo: el sol…a ver si nos abrasamos.

Vídeo promocional de “Objetivo la luna” (concilia o revienta – audio/vídeo)